La Hermandad y las Siete Ecclesias

 

Por un considerable tiempo hemos sentido la necesidad de presentar los hechos bíblicos relativos a los mensajes a las 7 ecclesias en el Apocalipsis. Interpretaciones erróneas se han empleado mal para justificar la retención de errores en la hermandad. Lo que va a continuación está basado en un discurso que fue dado el 5 de septiembre de 1984 sobre este tema.

 

El propósito de este estudio esta noche es presentar claramente la enseñanza e la Escritura, y extraer las muy importantes lecciones contenidas en ella para nosotros en estos últimos días. Es en verdad el mensaje del Señor Jesucristo sobre hermandad a las Siete Ecclesias. Esta enseñanza es para que todos la oigan y la obedezcan. “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las ecclesias”. Esto se repite después de cada mensaje, demostrando así la universalidad de estos principios para nuestra amonestación y obediencia. John Thomas, un querido hermano, siguió en los pasos de aquellos que antes de él presentaron la Verdad. Aunque no inspirado, él tuvo una identidad de fe con los profetas, apóstoles y Jesucristo.

 

“El Apocalipsis se dio con el propósito de que los siervos de la Deidad que están guardando sus vestiduras puedan discernir las señales de los tiempos que preceden al Apocalipsis de Cristo; y la verdadera naturaleza de de cosas existentes en sus varias generaciones. Ningún creyente, que entienda esta profecía podría ser seducido a entrar en hermandad con las instituciones clericales del mundo; porque él las vería en toda su deformidad nativa y pecado” (J. Thomas, Eureka).

 

Si hemos de ser contados entre aquellos “que están guardando sus vestiduras”, deberíamos, por lo tanto, poner cuidadosa atención a estos importantes mensajes a las 7 ecclesias, que forman una parte integral del Apocalipsis. Están en total armonía con la primera de las grandes promesas de Dios: la “enemistad” entre dos principios y dos “simientes”. Esto resulta en la victoria final de la “simiente” de la mujer (Jesucristo) por medio del sacrificio y la resurrección. Considere Génesis 3:15 – haga enlace con ‘promesas’. Este principio de separación entre la luz (verdad) y la oscuridad (pecado) se repite una y otra vez en toda la Escritura (compare 1 Juan 1).

 

Esto se aplica igualmente al Apocalipsis, el último mensaje del Señor a su pueblo hasta su regreso, lo cual es ya inminente. Vemos esto claramente en el cap. 14:4 – compare cap. 17:5. Los redimidos sólo estarán allí porque “no se contaminaron con mujeres”, es decir, las mujeres disolutas que se muestra que son la “iglesia” romana y su progenie espiritual – haga enlace con ‘desviación’ -página 1. La salvación depende totalmente del testimonio contra este idólatra sistema y la separación de él – haga enlace con ‘apocalipsis’ (inglés). Un cuidadoso examen mostrará que en los mensajes a las 7 ecclesias, el Señor establece el camino en que esta victoria sobre la apostasía puede y se debe ganar. Encontramos que estos mensajes están en total acuerdo con el principio de separación de la iniquidad que se halla en todo el Apocalipsis.

 

La mayoría de los que se llaman “cristadelfianos” estarían de acuerdo con la proposición señalada. Es una declaración general, y por lo tanto (excepto en algunos sectores), encuentra poca resistencia. Es fácil aceptar de labios afuera cualquier proposición que no implique sufrimiento personal. Sin embargo, cuando se trata de la aplicación de lo que conlleva total obediencia a las palabras del Señor, debemos apartarnos de la inmensa mayoría.

 

Algunos han sido lamentablemente engañados por la insistencia de Roma de que la apostasía predicha en el Apocalipsis no puede aplicarse a ella (ella afirma que la mayoría de las profecías se aplican a los años 66 d.C. hasta el año 73 d.C. o después de la venida de Cristo). Sin embargo, no puede haber excusa para ningún creyente que seas engañado por este obvio subterfugio (véase las palabras de John Thomas ya mostradas).

 

El tema está cubierto en detalle en ‘apocalipsis’ (inglés). Es evidente que sólo podemos testificar y contender contra la profetizada apostasía si somos capaces de identificarla. El propósito de Roma de desviar la atención lejos de ella se cumple cuando sus crédulos son embaucados para que obedezcan sus deseos mediante “el vino de su fornicación” (cap. 17:2). Si adoptamos individualmente estas mentiras será fatal para nuestro bienestar y salvación espirituales. Estemos alertas.

 

Este es el contexto de los mensajes a las 7 ecclesias. Al leer cada una, y considerar cuidadosamente las palabras del Señor Jesucristo, hagámonos la pregunta: ¿Estamos de parte del Señor? ¿Pertenecemos a “la simiente de la mujer” o a “la simiente de la serpiente?” No podemos tener “un pie en ambos bandos”. La herejía de que no deberíamos retirarnos del error no es nueva. Al igual que las falsas ideas sobre el sacrificio de Cristo, es agradable a la carne. 

 

Semejante razonamiento semejante a la mente de la serpiente ha sido rechazado una y otra vez en la historia de la Verdad. Pero en estos últimos días los apóstatas han llegado a ser la norma, y vivimos en tiempos en que el Señor apela sólo a las personas individuales y no a asambleas completas. “Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (cap. 3:20). Este terrible estado de cosas respalda el hecho de que los 7 mensajes contienen un tema compuesto además de amonestaciones individuales. Podemos ver por medio de mirar el mapa de las ecclesias que los mensajes siguen un patrón geográfico. Y la primera ecclesia mencionada tiene una sola falta anotada - la última tiene siete. Este deterioro llega a ser la base también para las aplicaciones del tiempo de estos mensajes que se exponen en otro lugar en este sitio – haga enlace con ‘mensajes’ (inglés).

 

Ahora es tiempo de examinar cada uno de los mensajes, para determinar los encomios y amonestaciones individuales y compuestas que se hallan ahí. Esta es información vital para aquellos que quieren ser parte de la “simiente” de la mujer.

 

 

   Efesios - Apocalipsis 2:1-7

Los patrocinadores de una hermandad distendida no encontrarán nada aquí que promueva sus perniciosas ideas. Cristo elogia a la ecclesia porque ha implementado los principios de la sana hermandad. Esto es obvio por lo siguiente:

"Tú no puedes soportar a los malos, y has puesto a prueba a los que dicen ser apóstoles y no lo son; y los has hallado mentirosos" (v. 2). La ecclesia había obedecido las palabras de Juan en su primera epístola, cap. 4:1-6 - también cp segunda epístola.

Véase también v6 - "Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco".

La referencia es a aquellos que trataron de introducir ideas paganas en la ecclesia. Así que la apostasía judía y gentil fue rechazada.

 

Un punto que los erroristas pueden tratar de torcer es: "Has dejado tu primer amor" (v. 4). Pero, ¿en qué consistía esta falta?

Notemos la exhortación: "Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete y haz las primeras obras" (v. 5). Esto no tiene nada que ver con la desobediencia a la puesta en práctica de los principios de la sana hermandad. Pero tiene todo que ver con lo que escribió Pablo a esta misma ecclesia en Efesios 1:3 referente a sus "lugares celestiales con Cristo Jesús" (compare cap. 2:4-6). Ellos habían perdido su primer entusiasmo motivado por el amor (2 Juan 6) implicado en su elevación espiritual al tiempo del "amor de [su] desposorio" con Cristo (compare Jeremías 2:2).

 

Es digno de notar que los "mandamientos" de 2 Juan 6 incluían la puesta en práctica de la sana hermandad (compare vs. 7-11). Esto refuerza el hecho de que la ecclesia era elogiada por su decisión de conservar la sana hermandad. Además, se piensa que Juan laboró en Efeso, y si esto es así, ¡él les habría enseñado personalmente!

 

Otro intento de subvertir los principios de hermandad bíblica es hacer mal uso a las palabras de Cristo (v. 5): "Vendré pronto a ti y quitaré tu candelero de su lugar, si no te arrepientes".

 

Por lo tanto, se sostiene que sólo el Señor puede retirar la hermandad a las ecclesias. Esta especiosa y falsa aseveración está contestada en el pasaje anterior, y más plenamente a continuación (véase 'Laodicea'). Notemos de nuevo que Cristo elogia a la ecclesia por excluir a los erroristas. El hecho es que esta ecclesia se ocupó del problema de estos que negaban la Verdad. Si no lo hubieran hecho, el problema se les habría escapado de las manos, como vemos más tarde en el caso de Laodicea, donde Cristo estimó necesario quitarles la hermandad a causa de su total corrupción. El problema de Efeso era su condición espiritual (véase lo anterior), que sólo Cristo podía identificar adecuadamente y corregirlo personalmente.

 

   Smirna - Apocalipsis 2:8-11

El error se había enraizado en esta ecclesia, y había causado una división. Cristo elogia a aquellos que ponían en práctica los principios de sana hermandad. ¿Cómo se puede, entonces, sostener que no deberíamos hacer lo mismo? Aquellos de los cuales se habían retirado los fieles no dijeron que ellos habían dejado la Verdad; muy por el contrario. En cambio, su pretensión era que ellos eran los únicos que tenían la razón. Esto ha sido tratado detalladamente en ‘satanás’, donde hemos mostrado que cuando aparece el artículo determinado antes de la palabra ‘satanás’ en el original, siempre significa un oponente que afirma representar la Verdad. Ésta es información vital para nosotros en el presente, porque enfrentamos exactamente la misma situación.

 

La identificación de Cristo como “el primero y el último, el que estuvo muerto y volvió a vivir” sugiere claramente que la división había girado en torno al Sacrificio de Cristo. También, se muestra al “el diablo” como el enemigo, es decir, el pecado que Dios condenó en la carne de Jesús (compare Hebreos 2:14; Romanos 8:3). Negar esto es el preeminente error que ha sido impuesto a las ecclesias en estos últimos días. La solución es la misma. Una vigorosa denuncia de este virulento error. Y como último recurso, el retiro del compañerismo de estos que enseñan, creen o mantienen conexión con la herejía.

Es también significativo que haya sólo dos ecclesias en las que no se encontró ninguna falta. Éstas son Esmirna y Filadelfia. Ambas ecclesias estaban separadas de “la sinagoga del satanás” (original griego).

 

   Pérgamo - Apocalipsis 2:12-17

Es difícil imaginar que alguien trate de justificar una hermandad relajada basado en el mensaje de esta ecclesia. En realidad, Cristo expresa claramente que él tiene "unas pocas cosas contra ti:que tú tienes ahí a los que se aferran a la doctrina de Balaam". En Juan 8:44 el Señor llamó al "diablo", es decir, a la serpiente - haga enlace con el 'diablo', "el padre de [una] mentira".

El padre de la hermandad relajada que causó una gran apostasía en Israel habría sido Balaam. Cuando sus intentos de maldecir a Israel se vieron frustrados (Números 22-24), el astuto enemigo de Israel intentó una nueva táctica, y esta vez sus malvadas intenciones tuvieron éxito.

 

Dios nos dice: "Pueblo mío, acuérdate ahora de lo que aconsejó Balac, rey de Moab, y de lo que le respondió Balaam hijo de Beor, desde Sitim hasta Gilgal, para que conozcas las justicias de Yahvéh" (Miqueas 6:5 compare con Números 31:16). Aquí el Señor se refiere a la misma infame ocasión - "Balaam, el que enseñaba a Balac a poner tropiezo delante de los hijos de Israel, a comer cosas sacrificadas a los ídolos y a cometer fornicación". El triste resultado se halla en Números 25. Sí, la antigua "doctrina de Balaam", que enseñaba el compañerismo con el mundo, había corroído la ecclesia de Pérgamo, y esta es la primera falta que el Señor les censura. Esta virulenta herejía ha continuado en los "hijos" espirituales de Balaam, los cuales han seguido "el camino de Balaam" (2 Pedro 2:1-3. 12-22).

 

Pero "Antipas" fue su "fiel mártir" - haga enlace con 'apocalipsis' (inglés) ref. a "mártir" - incluso como Finees, que por su fe activa, detuvo la plaga y ganó aprobación divina (Números 25:6-13 cp Salmo 106:28-31) - enlace a 'El Altar de Yahvéh-Nissi' (inglés). Debemos demostrar una fe similar a fin de participar de su "pacto de paz" y el "sacerdocio eterno". ¿Vale la pena? ¡ , lo vale! Es un pequeño precio que pagar ahora, en sacrificio propio y soledad; pero también con integridad de corazón y una fe confiada para el futuro. Y esto no es juzgar a nadie, excepto a nosotros mismos. El Señor nos juzgará, y elegirá a los suyos - haga enlace con 2 Timoteo 2 (inglés).

 

La lección ya señalada está reforzada por por la segunda falta que el Señor les censuró a la ecclesia de Pérgamo. De nuevo, leemos: "Así también tú tienes a los que se aferran a la doctrina de los nicolaítas, la cual yo aborrezco". A estos "conquistadores de la gente" (rechazado por Éfeso) se les ha admitido dentro de la ecclesia. ¿Qué es esto sino hermandad relajada, que, como siempre ocurre, conduce al compromiso y a la pérdida definitiva de la Verdad?

 

   Tiatira – Apocalipsis 2:18-29

Como vimos ya en relación con Pérgamo, Cristo censura a las ecclesias a causa de su tolerancia del error. Éste era el error de Tiatira: “Toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe e induzca a mis siervos a fornicar, y a comer cosas ofrecidas a los ídolos” (v. 20).

Tiatira es la cuarta ecclesia abordado, y el número '4' representa la autoridad divina y el juicio. Para detalles
en este glorioso principio enlace con
'el día del Señor' - 4° Visión - (inglés) ... 'comités' ... 'mensajes' - página 3 (inglés).

 

Un subterfugio favorito en el que se basan los partidarios de una hermandad relajada en este mensaje está en los versículos 24 y 25: “No impondré sobre vosotros otra carga. Pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga”.

 

Se sostiene, por lo tanto, que la ecclesia de Tiatira podía seguir permitiendo que la clase Jezabel propagaran su veneno; esto a pesar de que el Señor declara en el v. 20 que esto es lo que él tiene “contra” ellos. Cualquier tesis que se contradice a sí mismo, como ésta, debe ser descartada de inmediato. De otro modo, ¿qué quiere decir el Señor en los versículos 24 y 25?

 

Lo primero que vemos mediante una cuidadosa lectura en el texto griego original del v. 24 es que Cristo no dice “Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, yo os digo”, como si todavía se estuviera dirigiendo “al ángel de la ecclesia”; v. 18, es decir, a los ancianos dirigentes inspirados, y a los demás. El sentido del griego original es sacado a luz en la Versión Revisada, que vierte así el v. 24: “Pero a vosotros, al resto de los que están en Tiatira, a todos los que no siguen esta enseñanza, que no conocen los secretos profundos de satanás, como ellos los llaman, yo os digo: No les impondré ninguna otra carga”.

 

Resumiendo los datos señalados: Cristo está apelando a los sanos miembros de la ecclesia de Tiatira, "que no tienen esta enseñanza”. Él expresa claramente: “No les impondré ninguna otra carga”. Entonces, ¿cuál es “la carga” que efectivamente les impone? Hay una, y no habrá “ninguna otra”. ¿No es acaso rectificar aquello que (en el v.20) él ya ha censurado?, es decir, la tolerancia de la clase Jezabel?

 

Y en el v. 25, ¡él no contradice todo lo que ya ha dicho! Él les recuerda que “retengan...lo que tienen", es decir, que no descuiden y pierdan los atributos de fidelidad que ya tienen, o sea, “tus obras, y tu caridad, y tu servicio, y tu fe, y tu paciencia, y tu obras; y que tus obras postreras son más que las primeras”. Esto es adicional a su “carga”, es decir, que se aparten del error.  

 

   Sardis - Apocalipsis 3:1-6

Este mensaje sería el más mal entendido de todos ellos. En cierto modo, es similar al malentendido ya señalado referente a la “carga” que Cristo mandó. En el v. 1 leemos: “Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y [es decir, “pero”] estás muerto”. Críticas más severas siguen en los vs. 2 y 3. No obstante, leemos en el v. 4: “Tienes unas pocas personas en Sardis que  no han manchado sus vestiduras”. Se ha sugerido que las evidentes faltas de Sardis estaban relacionadas con sus motivos secretos, porque ellos efectivamente tienen “un nombre de que viven [vivían]”. Los defensores de la hermandad más relajada les gusta afirmar que aquellos elogiados justificados en tolerar esta condición "muerto". Sin embargo, el estado de esta ecclesia se había deteriorado a tal punto que sólo eran algunas “cosas que quedan y que están listas para morir” - v.2.

 

Entonces, ¿qué, pues, hemos de entender respecto a la frase “pocas personas” del v. 4, “que no han mancillado sus vestiduras”? Para entender esto plenamente (como en el mensaje a Tiatira), debemos considerar el elemento griego de este versículo. Cuando hacemos esto, se hace muy claro. La Versión Revisada lo vierte como “algunos nombres ... que no contaminan sus vestiduras ”. ¡Fue en el pasado! Las fieles “algunos nombres” se refieren a aquellos que efectivamente “no contaminan sus vestiduras” (mientras estaban vivos). Es una referencia a la buena reputación de aquellos que habían sido miembros fieles de la ecclesia de Sardis. Y es un contraste con el “nombre”, o la falsa reputación de la ecclesia de Sardis aproximadamente en el año 96 d.C. cuando Cristo entregó estos mensajes por medio de Juan.

El contexto y la correcta traducción son vitales para el entendimiento de cualquier texto, cualquiera que sea el tema.

 

Lo anterior está respaldado por lo que leemos en el v. 3: “Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído”. Sí, los fieles de Sardi, probablemente los pioneros de esa ecclesia, al igual que los pioneros de la ecclesia de Jerusalén (Hebreos 13:7LVR), los cuales les “hablaron la palabra de Dios”. Ellos, como los primeros creyentes de Sardi, habían pasado a su descanso después de dar su fiel testimonio. ¿Acaso no podemos ver una identidad de pensamiento y exhortación?

Y el mismo tema de recordación se hace ver en relación con los pioneros de la ecclesia en el desierto (compare Deuteronomio 32:7; Josué 1:13). “Acuérdate de los tiempos antiguos… Acordaos de la palabra que Moisés… os mandó”. Y este tema de recordación se hace ver en Hebreos 13:7 : “Acordaos de los que tenía el dominio sobre usted (Hebreos 13:7LVR).

¿”Recordamos” hoy día y seguimos las fieles obras y ejemplo de los pioneros John Thomas y Robert Roberts, que nos “hablaron la palabra de Dios”? Podemos tener sus escritos, pero ¿significan algo para nosotros? Sin su fiel aplicación de los principios de hermandad, la Verdad una vez más han desaparecido de la tierra. ¿No es esto lo que se nos está diciendo en el mensaje a Sardis?

 

Así que cuando habló Cristo, ¡estos fieles no estaban en la ecclesia! Su “nombre”, o reputación, perduró después de ellos, pero su consejo no se estaba siguiendo. Algo más… Cristo dice que ellos "no han mancillado (“no contaminanLVR) sus vestiduras". Y “andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignos”. Hay una finalidad en estas declaraciones. ¿Podrían haber sido escritas con relación a los discípulos que están vivos, los cuales todavía pueden fallar? La única forma de que estos versículos tengan sentido es si entendemos que ellos ya se hallaban dormidos en el Señor, en plena seguridad de la fe, y, por lo tanto, su salvación estaba asegurada. Compare con la frase “considerad  cuál haya sido el resultado de su conducta, e imitad su fe” (Hebreos 13:7).

Este es el mensaje a Sardis; no nos desviemos de los sanos cimientos de la Fe puestos por Cristo, y entonces luchemos enérgicamente por sus fieles seguidores, lo cual  a menudo fue a costa de su vida.  Por lo tanto, la frase “fortalecer  las otras cosas que quedan” implica seguir toda la enseñanza de Cristo, incluyendo la eliminación de errores.

 

  Filadelfia: Apocalipsis 3v7-13

Esta ecclesia es la única, aparte de Esmirna, de la cual no se consigna ninguna falta. Como ya se ha declarado, es importante notar

que ambas ya estaban separadas de “la sinagoga del satanás” (Gr. original). Queda claro por el relato que en Filadelfia los fieles tenían sólo “poca fuerza”, es decir, su número era pequeño (compare con el mensaje a Esmirna, donde no se afirma esto, mostrando que en esa localidad debe haber habido más miembros que eran fieles). Esto también apunta al patrón de deterioro ocurridas en el tiempo, lo que queda demostrado en 'mensajes' (inglés). Recuerde: “la sinagoga del satanás” representaba a los oponentes que afirmaban representara la Verdad (compare con Esmirna).                       

 

A pesar de su escasa cantidad de miembros, los fieles habían demostrado una integridad de propósito y fidelidad. Cristo dice en el v. 12: “Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí”. Ciertos filadelfos habían “salido” de la corrupta fraternidad de la mayoría, y de este modo Cristo está respaldando su fiel acción para que los sigan otros. Los fieles “no saldrán más de allí”. De ellos es la generosa de que él “los hará [a los fieles] una columna en el templo de mi Dios”, lo cual delineamos en ‘el día del Señor’ – 8° visión (inglés). Todas las verdaderas “ovejas” del Señor “oirán su voz” y “lo seguirán”, y él “los guiará” – haga enlace con ‘señales’ – la 6° (inglés). El Señor ha establecido la fórmula para el retiro de una ecclesia infiel - enlace a 'fundación' - página 2 (inglés),

 

Su poca cantidad no fue impedimento para que los fieles se retiraran de “la sinagoga del satanás”. Cristo muestra que él le dio poca importancia a esto, dirigiendo la atención a un tiempo en Israel cuando se mantuvo la fe en contra de abrumadoras dificultades en los días de Ezequías. Él cita (v.7) de Isaías 22:22. Respecto a “la llave de David”, notamos que la práctica era que uno llevara una llave grande para preceder al rey. La llave “sobre” el “hombro” representaba a la autoridad del “gobierno”, lo que apuntaba hacia el futuro gobierno de Cristo (Isaías 22:20-22, compare 9:6-7). Ezequías fue puesto a prueba en aquel tiempo, y mostró fe. El avance asirio fue detenido en las afueras de Jerusalén, y el enemigo fue destruido (compare con Isaías 36 y 37). Como señal de su fe, Ezequías también reemplazó a Sebna [sig. ‘llevado cautivo’] por Eliaquim [sig. ‘Él [Dios] Ensalza’] – compare Isaías 22:15-22 con 36:3. Esto demostraba claramente que él no confiaba en el brazo de la carne, sino que en cambio él ponía su causa ante Dios.

 

Ezequías efectuaba la mayor Pascua en Judá según el principio de fe. Las personas individuales respondían a su llamado desde el corrupto reino del norte. Considere 2 Crónicas 30. Su aplicación a nuestras propias responsabilidades en circunstancias similares de una prevaleciente apostasía es tan obvia que no necesita mayor comentario.

 

Los problemas estaban expuestos a la luz o y con absoluta claridad en Filadelfia – “He aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar” (v. 8). En las Escrituras leemos de tiempos de puertas abiertas y cerradas – haga enlace con 'fundación' (inglés). Sin embargo, los fieles de Laodicea (ver más adelante) tenían que lidiar con una situación donde la “puerta” de la oportunidad estaba cerrada. En esto podemos ver de nuevo la aplicación del tiempo de estos mensajes, y el consiguiente deterioro en toda la 7° época (la última).

 

Note también que Ezequías “abrió las puertas de la casa de Yahvéh, y las reparó” porque “Acaz” (su padre) “cerró las puertas de la casa de Yahvéh, y se hizo altares en Jerusalén en todos los rincones” de Jerusalén (2 Crónicas 29:3; 28:24). Los files discípulos siempre dejarán “una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar”.

 

Es apropiado que esta 6° ecclesia sea el marco (tanto históricamente como por la aplicación del tiempo) para la gran lucha entre el espíritu y la carne – la verdad y el error. Haga enlace con ‘estructura’ (inglés). El conflicto y la batalla con uno mismo se debe ganar. Es en situaciones donde los miembros son pocos y tienen poca fuerza donde esta lucha proporciona la mayor prueba de nuestra fe.

 

Cualesquiera argumentos especiosos que se sostengan en apoyo de la tolerancia del error, debemos, como el escritor de estas notas testificó ante una asamblea sin fe hace muchos años, siempre seguir el claro consejo que se halla en la palabra de Dios.

 

Pedimos a nuestros lectores que consideren cuidadosamente la convergencia de todos los importantes aspectos ya señalados que hay en el mensaje a Filadelfia. Éstas no son nuestras ideas – son principios fundamentales presentados claramente en el mensaje mismo.

 

  Laodicea: Apocalipsis 3v14-22

Sería difícil, si no imposible, pensar en un peor estado en el que podría hundirse una iglesia que el que encontramos en en el caso de Laodicea. La letanía de faltas, "desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo", es chocante para un conjunto de personas que se supone son discípulos de Cristo. La crítica más condenatoria se halla en las palabras "no sabes", y "por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca". No es de extrañar que por primera vez en estos mensajes Cristo apela sólo a personas. La razón de esto es obvia. Ya hemos notado el manifiesto contraste entre Filadelfia y Laodicea (compare 6° Mensaje).

 

En Filadelfia los problemas se hallaban a la vista de todos. En Filadelfia habían estado encubiertos. En Filadelfia la "puerta" de la oportunidad estaba abierta para todos. En Laodicea hombres arteros habían cerrado esta "puerta" al "quitar la llave del conocimiento" (Mateo 23:13; Lucas 11:52). Haga enlace con 'fundación' (inglés). Los laodiceanos no se percataban del estado en que se hallaban. Este tema lo seguimos en un detallado estudio de 'proverbios' (inglés).

 

Ellos eran (v. 16) "tibios, y no fríos [fieles y tranquilos, Proverbios 25:13, 25] ni calientes [celosos, una palabra griega relacionada se traduce como "celoso" en el v. 19 - "sé, pues, celoso, y arrepiéntete"]. El Señor declara: "¡Ojalá fueses frío o caliente!" (v. 15). Porque eran insípidos, él los rechazaría como vómito (v. 16).

 

Es digno de notarse que en la letanía de faltas consignadas contra Laodicea se mencionan "desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo". Es sin duda significativo que tales términos tengan una conexión con el sacrificio de Cristo, y su resurrección e inmortalidad. Véase Romanos 6:24, 1 Corintios 15:19, Apocalipsis 16:15. La herejía de la 'carne limpia', que niega esta doctrina esencial, es fatal para aquellos que la adoptan o la toleran. Haga enlace con 'sacrificio'.

 

En su desesperación, los defensores de la hermandad más relajada, tratando de mantener cerrada la "puerta" de la oportunidad, propugnan la disparatada tesis de que sólo Cristo puede quitar la hermandad a ecclesias descarriadas y que nosotros no tenemos autoridad. Compare Efeso. (Pero como ya hemos señalado, Efeso había lidiado con los erroristas conforme a las Escrituras. La falta que ellos aún tenían "era su estado espiritual que sólo Cristo podía debidamente identificar y manejar personalmente").

 

La respuesta bíblica a esto es doble. Primeramente, nosotros efectivamente tenemos la autoridad de apartarnos de los pecadores impenitentes. En realidad, se nos manda hacerlo en todo el Nuevo Testamento, e incluso más específicamente en el Apocalipsis mismo. ¿No había el Señor ya elogiado a aquellos de otras ecclesias que se habían apartado de los erroristas? ¿Y él no ha ya censurado a aquellos que aún estaban tolerando a los erroristas? Ambas respuestas son . ¿No es obvio que si se hubiese erradicado el error, se habría evitado el desastre que ahora era evidente en Laodicea?

 

En segundo lugar, el hecho de que Cristo mismo consideró necesario apartarse de esta iglesia simplemente subraya un hecho muy trágico. A diferencia de la "poca fuerza" de algunos de Filadelfia que lo habían demostrado apartándose fielmente de los erroristas, ahí no hubo ningún movimiento en contra de ellos. Nos recuerda inexorablemente el tiempo que se menciona en Deuteronomio 32:36 - "Porque Yahvéh traerá justicia a su pueblo, y tendrá compasión de sus siervos, porque ve que la fuerza de ellos se agota, y que sólo quedan los presos y los abandonados" (Versión Interlineal Hebreo-Inglés 1980). Por lo tanto, en su compasión, el Hijo de Dios ahora apela directamente a "los presos y abandonados" de Laodicea que son los únicos que aún pueden tener oídos para que "oigan lo que el espíritu dice a las ecclesias". "Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo".

 

La puerta, cerrada por hombres arteros, debe abrirse, como cuando Ezequías "abrió las puertas de la casa de Yahvéh" [compare con Filadelfia]. Repetimos aquí el llamado del Señor a "abrir" la "puerta" de la oportunidad ahora antes de que sea demasiado tarde. ¿Permanecería cualquier creyente bíblico dentro de una agrupación que el Señor mismo rechazó por considerarla inadecuada para la hermandad?

 

En este último mensaje el Señor se identifica como "el Amén, el testigo fiel y verdadero". Para ver la importancia de ser un "testigo fiel y verdadero", haga enlace en 'apocalipsis' (inglés). Tenemos su fiel ejemplo delante de nosotros, ¿lo seguiremos?

 

Las Siete Ecclesias y la Hermandad Inter-Eclesial

El cuerpo espiritual de Cristo es uno solo. Según se declara en nuestra Introducción: “Esta enseñanza es para todos lo que oyen y obedecen. “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las ecclesias”. Esto se repite después de cada mensaje, demostrando de este modo la universalidad de estos principios para nuestra amonestación y obediencia".

 

Por lo tanto, los mensajes del Señor a las siete ecclesias eran aplicables tanto individual como universalmente en cada caso. No tenemos evidencia de que el estado en que se hallaba cada ecclesia haya sido conocido por las otras ecclesias a las que se dirigió el Señor, y se debe recordar que la situación en cada ecclesia era diferente. En Smirna y Filadelfia los creyentes fieles ya estaban separados de “la sinagoga de Satanás”. En tales casos, las otras ecclesias deberían tener hermandad sólo con los fieles. Sin embargo, en Pérgamo, Tiatira y Sardis la situación en cada una de ellas era vergonzosa.

 

Y ahora que el Señor había declarado las razones de su desagrado, no había excusa para que los creyentes fieles no actuaran conforme a sus amonestaciones. Si esa obediencia fiel resultaba en divino, aquí de nuevo las otras ecclesias deberían tener hermandad sólo con los creyentes fieles. Y si nadie de estas 3 ecclesias actuaba fielmente, era necesario que las otras ecclesias retiraran su hermandad de semejante apostasía. En Efeso, sólo Cristo sabía de sus faltas y sólo él podía tratarlas, lo cual hemos visto que no incluía la tolerancia del error. Las otras ecclesias notarían la destitución de la ecclesia si esto finalmente ocurriera según la muy severa advertencia de Cristo. Y finalmente, en Laodicea, el Señor ya había retirado su hermandad de esta ecclesia apóstata. Su llamado era sólo a las personas a que también se retiraran a fin de que de este modo entraran en hermandad con él. En este caso, es evidente que las otras ecclesias deberían (si es que ya no lo habían hecho) también retirarles su hermandad, y tener hermandad sólo con los creyentes fieles de Laodicea que se retiraron de ella en obediencia a la amonestación del Señor, y con el Señor mismo.

 

Consideremos Deuteronomio 13. Note que si se informara de cualquiera ciudad de Israel de ser corrupta debido a la tolerancia de falsa enseñanza o práctica, entonces a otras ciudades se les mandaba que investigaran completamente el asunto; y si se verificaba esta apostasía, ellos tenían su propia responsabilidad de actuar en contra de la congregación descarriada. Si alguien negara que este precepto del Antiguo Testamento tiene su contraparte en la actualidad, que lean 1 Corintios 5:13; 1 Timoteo 5:20; 2 Pedro 2:1, 2, donde hay citas y exposición de Deuteronomio 13 y la acción que se requiere hacer. Hoy día esta acción se reduce, después del debido llamado y amonestación, al retiro de la hermandad.

 

Y note la aplicación inter-eclesial que hace Pablo de la triple amonestación de Mateo 18 como se muestra en 2 Corintios 13. También haga enlace con ‘herejía’ donde está considerado Deuteronomio 13 y nuestras obligaciones, publicado por Robert Roberts, y haga también enlace con ‘palabras’ donde los principios recién señalados tenían respaldo de la revista ‘The Christadelphians’ en 1952, y citas de los escritos de Robert Roberts etc. incluidos en ’herejía’, ‘contendiendo’ & ‘hermandad’ se hacían con plena aprobación. Pero lamentablemente, como ya hemos señalado en otro lugar, esta revista ya no respalda las obligaciones bíblicas de hermandad.

 

Esto pone fin a nuestro estudio de los mensajes a las 7 ecclesias; sin embargo, cerraremos con un pensamiento muy significativo y edificante. También hay una 8° ecclesia que se menciona en Apocalipsis 2 y 3. Es el cuerpo de Cristo, el cual estará compuesto de personas que ponen atención a las palabras que se reiteran en todos estos capítulos: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las ecclesias”. Debemos “leer, oír y guardar las cosas en ella escritas” a fin de ser “bendecidos” por el Señor (cap. 1:3).

 

Aunque el número 7 da la idea de completo, el número 8 habla de perfección. Haga enlace con ‘estructura’ (inglés) y ‘gracia’ página 2. Ojalá que podamos llegar a esta perfección por medio de nuestra dedicación a la Verdad y a nuestra preservación de la sana doctrina y hermandad. 

 

 

NOTA AL PIE DE PÁGINA: Un sitio web contemporáneo, que no pertenece a nuestra hermandad, ha criticado duramente esta exposición.

 

Esto no es sorprendente, porque la hermandad distendida que sostiene ese sitio web es diametralmente opuesta al sano precepto bíblico. El error de este detractor está suficientemente refutada en nuestra carta de ‘llamada’, donde “la única ecclesia reconocida en el Nuevo Testamento” está claramente definida en Hechos 2:41-47. La palabra ‘ecclesia’ se usa en las Escrituras tanto individual como genéricamente. A los comentarios que se hallan en nuestra carta, simplemente agregamos lo siguiente:

 

La ecclesia establecida en Pentecostés, posteriormente extendió su compañerismo a otras ecclesias que estaban fundadas en “la doctrina de los apóstoles y en la hermandad” – compare con Hechos 8 al 28. Lamentamos especialmente la ceguera mostrada por nuestro detractor, porque aunque él ha causado mucho problema, parece que quiere hacer lo que es correcto. Lo que no llega a captar (como ya lo hemos declarado en nuestra carta) que ha habido únicamente una sola ecclesia (y por extensión, “ecclesias”) reconocida por Dios como ya se ha señalado.

 

Todos los otros cuerpos religiosos con creencias diferentes, ya sea que se llamen ‘cristadelfianos’ o de otro modo, no están fundadas en “la doctrina de los apóstoles y en la hermandad”. Éstas son la “cizaña” de Mateo 13, que crece en “el campo” que es “el mundo”, no la ecclesia – haga enlace con ‘cizaña’. Y no hay dos tipos de compañerismo como postula nuestro detractor. 

 

La hermandad con Dios está fundado únicamente en “la doctrina de los apóstoles”. Esto ha sido encomendado a la ecclesia, según se ha mostrado, y véase también Romanos 6:17, Efesios 4:1-6, 1 Timoteo 6:20, Hebreos 6:1-3, etc. Esta ecclesia aparece prominentemente en el Apocalipsis, siempre en oposición a aquellos que han corrompido la Verdad, ya sea en doctrina o en práctica. Note que la frase “la ecclesia” es (en su totalidad) un término genérico que abarca a todos los creyentes que han sido “llamado a salir” de las tinieblas y que retienen esa identidad – compare con Hechos 20:28, Efesios 1:22, 3:10, 21, 5:23-32, Colosenses 1:18, 24, 1 Timoteo 3:15, etc.

 

Las ecclesias individuales (y sus miembros) deben permanecer fieles a su llamamiento, o pierden su identidad y privilegios. Reconocer este hecho por medio de la disociación del hermandad, no es juzgar el destino eterno de nadie, sino simplemente obedecer los muchos mandamientos del Nuevo Testamento para hacerlo así. Si no obedecemos, ¿no se están aplicando estas palabras a nosotros?

 

“¿Por qué me llamáis Señor, Señor, y no hacéis lo que yo os digo?” (Lucas 6:46-49).

“El que no está conmigo, contra mí está” (Mateo 12:30).

 

Pensar de otro modo es una invención de la mente carnal, y no tiene base en la Biblia. Semejante ideas falaces, aunque sutiles, son totalmente destructivas de la Verdad, y hacen estrecho paralelo con la sutileza de la herejía moderna de la “carne limpia” – haga enlace con ‘sacrificio’.

 

Nuestro detractor presenta un entendimiento bíblico del Sacrificio de Cristo*. Por su errónea idea de hermandad ha sido llevado equivocadamente a una falsa situación donde no ha obedecido el mandato de “salir  de en medio de ellos, y apartarse” (2 Corintios 6:17). La ecclesia de Apocalipsis efectivamente obedeció ese mandato (Apocalipsis 12:14-17).

 

*pero deseamos que se dé cuenta de que de la misma manera comprenda correctamente la revelación de Dios por medio de la cual Él permitirá hermandad con él y con su querido Hijo (véase párrafo al comienzo)...y ¿por qué indicar correctamente la enseñanza de John Thomas y Robert Roberts en el Sacrificio de Cristo, pero torcer y destruir su enseñanza en los principios de la hermandad?

 

Es evidente que “la sinagoga de Satanás” y “la ecclesia de Smirna” llegaron a ser asambleas contemporáneas. Sí, “el satanás” (griego) empezó como una quinta columna dentro de la ecclesia en Esmirna, pero, al igual que en Filadelfia, inevitablemente se produjo una división. En cuanto a John Thomas, nuestro amado hermano pionero, no debería ser citado de manera engañosa en oposición a sus propias conclusiones. A todo hombre se le debería permitir que interpretara sus propias palabras. Su entendimiento bíblico del resultado final del error dentro de una ecclesia se muestra en los siguientes extractos relacionados con “la sinagoga de Satanás”:

 

“La sinagoga de Satanás”… Por lo tanto, ellos no son una ecclesia, sino simplemente una reunión, una congregación de blasfemos”#

“Semejante sinagoga… estos cristianos espurios… dice Juan en 1 Juan 2:19 – “Salieron de nosotros…”#

“Esta emigración del hermandad apostólico llegó a ser “la sinagoga del Satanás””#; “una congregación de “verdaderos cristianos” puede tener en ella algunos que  no son sinceros… tarde o temprano estos éstos se mostrarán”*

“La ecclesia y “la sinagoga del Satanás” eran instituciones tan distintas  como lo son ahora…# un verdadero creyente en el evangelio del reino está en contra de todos los que no hemos obedecido a ella”.

‘Eureka’, Vol. 1 – edición ‘Logos’, pp. 230, 231, 232, 233, 270.

#lea John Thomas en ‘Eureka’ explicando la influencia de “el Satanás” y su “iglesia”, “la sinagoga de Satanás”, citado en ‘desviación’ - p. 2.

* y en ‘Eureka’, Vol. 3, edición ‘Logos’, p. 271, refiriéndose a los donatistas, él cita de un historiador: “Ellos sostenían que la iglesia debería estar compuesta de hombres justos y santos, o al menos de aquellos que lo eran en apariencia; y que, aunque hombres inicuos podrían estar al acecho en la iglesia, sin embargo, no albergaría a los que eran conocidos como tales”… además, en una carta escrita en 1869 y reproducida en la revista ‘The Christadelphian’, en julio de 1873, p. 324, él escribió: “Aquellos que sostienen la doctrina de Pablo no deberían adorar con un grupo que no la sostienen… No; si yo concuerdo contigo en doctrina, renunciaré a reunirme con un grupo que se oponga a tu doctrina, aunque eso requeriría que yo me separara de los más cercanos y de los más queridos. No hace ningún bien transigir los principios de la verdad; y negar que Jesús vino en carne de pecado es destruir el sacrificio de Cristo”.

 

El lenguaje de Apocalipsis 2:9 y 3:9 nos recuerda que la ecclesia original de Hechos 2 estaba formada por creyentes que salían de la sinagoga - también vemos el fiel ejemplo de Crispo - Hechos 18:8 compare con 1 Corintios 1:14. Pablo escribe acerca de "congregación"  ahora  y "recogimiento" al Señor a Su regreso en Hebreos 10v25 y 2do Tesalonicenses 2v1. En ambos casos las palabras citadas son traducciones del griego 'episunagoge', que significa literalmente "por encima de la sinagoga". La separación de la corrupción espiritual ahora conducirá a la liberación de la corrupción física en el "día" (Hebreos 10v25 y 2da Tes 2v2 cp 1v10) cuando el Señor regrese para tomar en cuenta a Sus siervos. La influencia de la sinagoga continuó en oposición (es decir, como el ‘satanás’) a la ecclesia. Cuando el formalismo judío, mezclado  con la filosofía pagana, empezó a tener control en las ecclesias, se hizo necesario una vez más separarse de semejante corrupción. Y si, como ha sucedido, esta corrupción se ha apoderado ahora de "Christadelphia", debemos volver a identificarnos con la Verdad por separación - enlace con 'contendiente' y 'cizaña'.

 

Cualquier diferencia de opinión en cuanto a si una división en Smirna ya se había producido en el año 96 d.C. o no, aunque el registro demuestra concluyentemente que tenía, es completamente secundario del inescapable hecho de que ocurriría y debe ocurrir bíblicamente. El término ‘sinagoga del satanás’ significa una asamblea que está basada en la oposición a la Verdad. La inevitabilidad de la división de semejante corrupción por creyentes fieles es el hecho con el cual nuestro detractor debe lidiar, en vez de dejarse llevar hacia falsas conclusiones que no tienen respaldo en la Escritura. Semejante apostasía destruye la separación que debe prevalecer entre las dos simientes (véase Génesis 3:15).

 

Los falsos argumentos que él propone no vienen al caso, porque si se siguieran terminarían lógicamente en ninguna separación del error. ¿Es esto lo que él quiere? ¿Una repetición del desastre que afectó a la Verdad en los siglos después de Cristo? Semejante desastre ya está desarrollándose en los ‘Cristadelfianos de la Comunidad Central’ debido a la misma falsa enseñanza que él está promoviendo. Todos los comentaristas que ayudan a que este desastroso proceso llegue a realizarse tienen una gran responsabilidad por su falsa asesoría y la consiguiente pérdida de la Verdad entre aquellos que los siguen.

 

Si nuestro detractor se detiene sólo por algunos momentos a considerar los comentarios ya señalados, todavía podría liberarse de la peligrosa y antibíblica idea del hermandad que él promueve. El hecho de que haya encontrado “varios puntos buenos” en este sitio web nos anima a que todavía pueda aprender de las Escrituras y así él y otros liberarse del error.

 

Por supuesto, el Señor Jesucristo es nuestro gran Maestro. Su enseñanza sobre la vital doctrina del hermandad se halla en el Apocalipsis, y esta enseñanza ha sido presentada fielmente en la ya señalada exposición.

 

Para más referencias, haga enlace aquí con ‘palabras’…también con ‘hermandad’‘contendiendo’‘herejía’‘amor’* (*inglés).

 

Hay otras tergiversaciones y falsas acusaciones hechas por nuestro detractor. No tenemos tiempo por ahora para responderlas, pero estaremos felices de responder cualquier pregunta que nuestros lectores puedan tener. Nuestra dirección de contacto se muestra a continuación.

                                                                              contáctenos - webmaster@pioneerchristadelphians.org                                                

                                                                 volver a hermandad   volver al índice