versión normal-clic aquí

                   Dios ha dado promesas maravillosas - éstas incluyen la vida,

 el territorio, y el reino

 

          Jesucristo declaró

             en Mateo 5:5 -

“Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad”. Esta es la única esperanza del creyente.

En vano sería buscar en las Escrituras cualquier otra herencia futura. Las ideas paganas de que uno va al cielo se deben rechazar del todo, porque no hay ni la más mínima evidencia de ellas.

                Haga enlace con ‘mortal’.

Las promesas son “preciosas y grandísimas”, y sólo “POR ELLAS” podemos llegar a ser “partícipes de la naturaleza divina” (2 Pedro 1:4). Estas promesas no se cumplirán sino HASTA el tiempo en que todos los creyentes fieles las reciban juntos (Hebreos 11:39-40). El tiempo está muy cerca.

 

     La Promesa de Vida -

            Génesis 3:15

 

Daremos primero un resumen de los cuatro componentes de este versículo, el cual se puede entonces usar como puntos de referencias para futuras discusiones.:Y pondré enemistad entre ti y la mujer”. De ahí en adelante habría antagonismo entre la serpiente (que es representativa del pecado, porque ella fue la causa del pecado) y la mujer (que es representativa de la verdad, porque ella la proclamó originalmente), compare con los vs. 1-5.

                ESTOS DOS PRINCIPIOS   

          SE EXCLUYEN MÚTUAMENTE.

Por definición, no puede haber compatibilidad alguna entre ellos. Haga enlace con  'diablo'. “Y entre tu simiente y la simiente suya”.  Es obvio que aquí tenemos el antagonismo y la separación que sería revelado entre los que quieren seguir al pecado y los que quieren seguir a la verdad. No hay unidad entre las “tinieblas” y la “luz” (1 Juan 1; Efesios 5:6-14; 2 Corintios 6:14-18). “Ésta te herirá en la cabeza”. Cuando la cabeza recibe una contusión o un batacazo, es un golpe fatal. Así sería destruido el pecado por una singular “simiente” de la mujer. El sacrificio de Cristo llevó esto a cabo. Vea lo que va a continuación, también Romanos 8:3; Hebreos 2:14; 9:24-28. “Y tú le herirás en el calcañar [talón]”Aquí tenemos un maravilloso contraste con lo recién señalado, en que la serpiente (es decir, el pecado) sólo podría infligir al Cristo lo que resultaría ser una herida comparativamente temporal (Lucas 13:31-33). Mientras él yacía en el sepulcro, el pecado no podía reclamarlo, porque él no pecó (Hechos 2:22-24; Hebreos 4:14, 15, etc.).

 

                            RESUMEN:

 

La promesa de vida se dio cuando el pecado y después la muerte entraron en el mundo. Implica sacarnos del estado caído que todos experimentamos ahora. Esto se llevaría a cabo mediante el sacrificio de un representante de la “simiente” de la mujer, el cual destruiría al pecado en su origen, es decir, la mente de la serpiente, que ahora reside en la naturaleza humana caída. Él “heriría” a la serpiente en la “cabeza”, es decir, destruiría al pecado, aunque en el proceso recibiría un contratiempo en su camino. Esto se cumplió después en el sacrificio y resurrección de Jesucristo.

 

También vemos que Adán reconoció el significado recién bosquejado, cuando llamó a su esposa “Eva” (es decir, ‘la que da vida’), “por cuanto ella era madre de todos los vivientes” (Génesis 3:20). Las dos “simientes” del v. 15 son la de la serpiente, que desde entonces ha seguido su maligno ejemplo de  de oponerse a la Verdad y al camino de Dios; y la de la mujer, que proclamó originalmente las palabras de Dios a la serpiente (vs. 2, 3). Sin embargo, ella fue engañada, y de este modo en la Escritura vemos muchas falsas “mujeres”, es decir, religiones. Éstas bien pueden tener una apariencia exterior de bondad, pero sólo pueden causar nuestra destrucción - aun cuando Eva fue "engañado" y corrompido Adam - 1 Timoteo 2: 11-14 (compare con Proverbios 7; Apocalipsis 14:4; 17:5). La ecclesia debe ser santificada y purificada  “por la palabra” a fin de que sea aceptada como la Desposada de Cristo (Efesios 5:26-32). Observamos que la verdadera “mujer” está relacionada con la sabiduría (compare con Proverbios 8) y esto debemos seguir. Si llegamos a ser su "simiente", podemos regocijarnos en la esperanza de vida eterna cuando regrese Jesucristo. Enlace a ‘proverbios’ - página 2 (inglés) por más en este tema vital.

 

El aspecto del sacrificio también se mostró en Edén, cuando “Yahvéh Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles, y los vistió” (Génesis 3:21). Esto fue en contraste con las “hojas de higuera” con las que ellos se habían cubierto después de desobedecer a Dios. Cualquier intento similar de proveer una solución de origen humano para el pecado y la muerte fracasará. La corrupción mental, moral y física sólo se puede revertir en Cristo. Hay “enemistad” entre las dos simientes, y esto se halla ilustrado en muchas referencias bíblicas (p. ej., Mateo 23:29-36; Juan 8:33-47; Apocalipsis 12). Los primeros dos hijos de Adán y Eva ilustran este principio. Caín, que ofreció del fruto de la tierra, asesinó a Abel, el cual era “justo”, y trajo de los primogénitos de sus ovejas y de la grasa de los mismos...un sacrificio más excelente - véase Génesis 4:1-8; Hebreos 11:4; 1 Juan 3:12,13. Este mismo odio ha demostrado siempre la simiente de la serpiente hacia la simiente de la mujer - compare Juan 15:17-21; Gálatas 4:21-31 - y culminó en el Sacrificio de Cristo, que por manos de inicuos fue crucificado y muerto - Hechos 2:22,23 - siga estos enlaces

    a  ‘diablo’….‘sacrificio’….hermandad’.

 

Las dos simientes continuaron por medio de Caín y Set (Génesis 4 y 5), pero la separación ordenada por Dios llegó casi enteramente a su término en los días de Noé, cuando sólo unos pocos permanecieron como la simiente verdadera y fiel (Génesis 6). La generación impía pereció en un diluvio universal, del cual se ha encontrado desde entonces abundante evidencia - enlace a ‘Biblia’ - página 3.  Sólo Noé y su familia se salvaron, quienes tomaron criaturas terrestres y aladas y las entraron en un arca construida en base a instrucciones divinas. Ingenieros han mostrado que las dimensiones del arca eran óptimas para sobrevivir durante un diluvio mundial (Génesis 6 al 8 inclusive) - enlace a ‘Biblia’ - página 3. En la misma fecha en que el arca “reposó” sobre “los montes de Ararat”, posteriormente ocurrieron dos acontecimientos muy significativos. El primero fue cuando Israel salió de Egipto y “entraron por en medio del mar, en seco” (Éxodo 14:19-31). El segundo fue cuando Jesucristo resucitó de entre los muertos (Mateo 28:1). (Nos complacería suministrar pruebas si el lector lo desea).

Baste decir por ahora que estos tres acontecimientos implicaba la salvación que Dios designó para dar “reposo” a su pueblo (compare Hebreos 4:9).

ESTA PROMESA FUNDAMENTAL DE VIDA ETERNA ESTÁ INCORPORADA EN LAS SIGUIENTES DOS PROMESAS, LA DEL TERRITORIO Y LA DEL REINO. ¿DE QUÉ OTRA MANERA PODRÍAMOS GANAR UNA HERENCIA ETERNA?

 

      mapa del sitio móvil

      índice

         página 2        

       (la promesa de la tierra)