"EL DÍA DE REPOSO" Y LA LEY en contraste con "LA CIRCUNCISIÓN" Y LA GRACIA

 

1. La palabra "sábado" significa "descanso". El espíritu de Dios, por medio de los ángeles, estableció el actual sistema habitable durante seis días literales. Génesis 1, Salmos 33:6; 103:20-22. Dios, en los ángeles, "reposó el día séptimo" (Génesis 2:1, 2).

 

2. Bajo la ley de Moisés, se prohibió a la nación de Israel realizar cualquier labor durante el séptimo día o día de reposo. En cambio, había de ser un día que estaba consagrado al Señor (Números 15:32-36; Deuteronomio 5:12-15).

 

3. En la Biblia, se revelan DOS PACTOS. El PRIMERO, o pacto mosaico, fue hecho con una nación, Israel. El SEGUNDO, o pacto abrahámico, fue hecho con un hombre, Abraham, y subsiguientemente "confirmado" (establecido, hecho seguro) por Jesucristo (Gálatas 3:8, 16, 17; Romanos 15:8). Porque ESTE pacto, fundado sobre las promesas de Dios, REEMPLAZÓ al mosaico, se le llamó "nuevo pacto", el cual ha reemplazado al "antiguo", por ser "un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas" (Hebreos 8:6-13).

 

El pacto mosaico fue “ordenado por medio de ángeles por mano de un mediador” y “fue añadido a causa de las transgresiones” para convencer a los israelitas de pecado – véase Gál. 3:19 y página 1. Fue ratificado en el Sinaí por “la sangre del pacto”, cuya sangre provenía de sacrificios de animales (Éx. 24:1-8). Note que “la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados” (Heb. 10:4 – y las continuas ofrendas lo probó (v. 1-3).

 

Sin embargo, el pacto abrahámico no dependía de un mediador, sino de Dios mismo. Esta está claro en Gál. 3:20, que dice, omitiendo las palabras en cursivas (que no están en el texto original): “Y un mediador no es de uno solo, pero Dios es uno”, es decir, la fuente de la unicidad en Cristo, que es el fundamento mismo del nuevo pacto – ver aquí (inglés). El nuevo pacto fue ratificado, no con la sangre de animales, “sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación” (1 Pedro 1:19). “Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados” (Heb. 10:14). Jesús dijo: “Porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados” (Mateo 26:28).

 

Y mientras que bajo la ley de Moisés “de cierto hubo muchos sacerdotes, debido a que por la muerte no podían continuar”, Jesucristo  “puede también salvar enteramente a los que por medio de él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos… hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec” (Hebreos 7:23, 25; 6:20).

4. Cualquier intento por disociar los diez mandamientos del pacto "antiguo"  o mosaico está firmemente refutado en la Biblia. Los diez mandamientos se denominan "las tablas del pacto" (Hebreos 9:4. Véase también Éxodo 34:28; Deuteronomio 4:13; 5:1-21). El "ministerio de muerte grabado con letras en piedra... había de perecer" (2 Corintios 3:7).

 

5. De este modo, la Biblia niega la contención de que sólo perecieron las partes "ceremoniales" de la ley mosaica. Los términos "ley de Moisés" y "ley del Señor", que a veces se dice que se refieren a los aspectos "ceremoniales" y "morales" respectivamente, se usan INDISTINTAMENTE, y conllevan el mismo significado (2 Crónicas 31:3; Números 31:21; Josué 23:6-8; Lucas 2:22-24; Malaquías 4:4, etc.). La SOLA ley de Moisés y todas sus partes ha sido quitada, y no es obligatoria para los creyentes en la actualidad.

 

6. ¿Cuándo empezó a regir la ley del día de reposo? Algunos proponen la teoría de que se dio una ley poco después de la Creación, en Edén. Sin embargo, en vano buscamos semejante ley. Es cierto que Dios "santificó" el día séptimo (Génesis 2:3), y esto se consignó en conexión con el descanso de la obra de la Creación (v. 2). Esta idea se tomó más adelante cuando se dio la ley del día de reposo a Israel (Éxodo 20:6-11), y se relacionó con el descanso de la esclavitud que Dios proveyó a su pueblo. "Acuérdate que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová tu Dios te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido; POR LO CUAL Yahvéh tu Dios te ha mandado que guardes el día de reposo" (Deuteronomio 5:12-15). Es evidente que este era un NUEVO MANDAMIENTO, instituido para conmemorar el poder redentor de Dios. Por falta de fe, la nación no alcanzó ese "descanso" óptimo, que Dios tenía considerado (Hebreos 4:1-11), pero los creyentes en la actualidad aguardan con anhelo ese "descanso" (v. 9). El hecho de que Israel no tenga conocimiento de ninguna ley del día de reposo previo a su promulgación por Moisés tiene el respaldo de Nehemías 9:.13, 14: "LES ORDENASTE el día de reposo santo para ti, y POR MANO DE MOISÉS TU SIERVO". En verdad, Moisés y el pueblo necesitaban instrucción respecto a cómo debía guardarse el día de reposo (Éxodo 16:22-31; Números 15:32-36). El día de reposo llegó a ser una "señal (...) para siempre entre mí (Dios) y los hijos de Israel" (Éxodo 31:17).

 

7. Algunos estaban EXENTOS de la ley del día de reposo. Éstos eran los sacerdotes, quienes, según dijo Jesús, profanaban "el día de reposo" y eran "sin culpa" (Mateo 12:5). Su labor se duplicaba en ese día (Números 28:1-10). La vida entera del sacerdocio era una continua dedicación al servicio de Dios, por lo cual ningún descanso ceremonial en un día determinado era apropiado. Ellos debían tener el espíritu de Isaías 58:13 CADA DÍA (Salmos 1:1, 2). A los creyentes se les insta a ser "real sacerdocio" (1 Pedro 2:9). Mantener una observancia literal de un día cada siete sería ineficaz para los creyentes, y en desacuerdo con la función de los sacerdotes. Guardar el día de reposo como justificación está prohibido para los creyentes (véase el párrafo 11).

 

8. Jesús testificó que cuando "la circuncisión" de un niño en su octavo día, la cual era "de los padres", coincidía con el día de reposo del séptimo día, la circuncisión TENÍA PRIORIDAD, "para que la ley de Moisés no sea quebrantada" (Juan 7:22, 23). Por lo tanto, si el día de reposo es aún obligatorio en la actualidad, ¡así también debería serlo la circuncisión! Pero los sabatistas no llegan a esto. El ineludible hecho es que la ley misma DABA TESTIMONIO DE UN PACTO SUPERIOR (véase párrafo 3, es decir, tal como ocurrió con Abraham. La circuncisión había sido instituida como "señal del pacto" (Génesis 17:11), lo cual Dios hizo con él y con todos los creyentes.

 

9. Siendo la circuncisión la "señal" de un "mejor pacto", también apuntaba a UN TIEMPO MÁS PERFECTO QUE HABÍA DE VENIR. Pedro nos dice que "para con el Señor un día es como mil años" (2 Pedro 3:8). Basado en este principio, el día de reposo del séptimo día apuntaba hacia el séptimo período de 1000 años a partir desde la Creación, cuando los fieles y la tierra tendrán descanso (Apocalipsis 20:4-6; Hebreos 4:11; Zacarías 1:11). Este período de tiempo, aunque bendito, es transitorio. El pecado queda restringido durante el gobierno justo de Cristo y sus santos. Pero entonces, después de que este tiempo haya expirado, se permitirá a la carne de pecado un último intento de oponerse al gobierno divino. Ésta será totalmente aplastada, y entonces hay una resurrección para juzgar a aquellos que han vivido durante la época del reino. Cuando se haga esto, "la muerte y el Hades [i.e., el sepulcro]" serán finalmente erradicados de la tierra (Apocalipsis 20:13). Todos los "enemigos" de Cristo, incluyendo la "muerte", habrán sido "destruidos" (1 Corintios 15:24-26).

 

La circuncisión en el octavo día significa (1) el corte de la carne y (2) fe en Dios. (Considere  Colosenses 2:11-13, donde Pablo hace una analogía con el bautismo -- haga enlace con 'bautismo' o vaya vía 'Índice' para encontrar más información sobre este tema vitalmente importante). Y así al tiempo en que la carne de pecado ya no existirá, "no habrá más maldición" (Apocalipsis 22:3), "y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron" (Apocalipsis 21:4). Ésta es la perfección, a la cual apuntaba el octavo día, cuando Pablo escribe que "Dios [será] todo en todos" (1 Corintios 15:28). Resumiendo, el séptimo día apunta a la finalización, y el octavo día a la perfección- enlace con 'señales' - el 7° y 8° (inglés).

 

10. A menudo se pasa por alto que el séptimo día no era el único día en el cual se observaba un "día de reposo". Algunas veces, especialmente en conexión con las fiestas importantes, también se ordenaba un "día de reposo" en el OCTAVO DÍA. La fiesta de los tabernáculos, que apuntaba a la gran cosecha del recogimiento de los redimidos que ha de revelarse al comienzo del octavo período (véase párrafo 9), contemplaba específicamente "EL PRIMER DÍA SERÁ DE REPOSO, Y EL OCTAVO DÍA SERÁ TAMBIÉN DÍA DE REPOSO" (Levítico 23:33-39). Por consiguiente, es muy significativo que a las naciones de la tierra se les mande "celebrar la fiesta de los tabernáculos" (Zacarías 14:6). Debido a que las cosechas de la tierra ocurrirán en diferentes épocas del año, es evidente que dicha fiesta será continua. Jesús escogió "el último y gran día de la fiesta", es decir, "la fiesta de los tabernáculos" (Juan 7:37, 2) para declarar su profecía referente al futuro otorgamiento del espíritu (v. 37-39). Haga enlace con 'espíritu', página 1 para más información sobre este tema.Y así, el "día de reposo" de los días "primero" y "octavo" también será continuo. De modo que la referencia a la observancia del día de reposo durante la época del reino, según se menciona en Isaías 66:23, no es para el séptimo día, sino para el octavo. Esto queda fuera de toda disputa en Ezequiel 43:18-27, respecto a "las ordenanzas del altar". Fíjese en el v. 27 - "Y acabados estos días, del octavo día en adelante, los sacerdotes sacrificarán sobre el altar vuestros holocaustos y vuestras ofrendas de paz; y me seréis aceptos, dice Yahvéh el Señor. Si hubiese cualquier duda de que esto se refiere a la época futura, tal duda se disipa al considerar los vs. 1-12. De este modo, a las naciones (incluso Israel) y a todos los pueblos de la tierra se les enseñará a poner su mira en el tiempo MAS ALLÁ DE LA ÉPOCA DEL REINO (séptimo período) hasta EL OCTAVO PERÍODO a la espera de su redención. El octavo día será entonces cumplida. Enlace a 'fiestas' y 'el día del Señor' - octavo Vision (inglés)

 

11. El día de reposo mosaico del séptimo día, al igual que las otras partes de la ley de Moisés, tiene en la actualidad una contraparte espiritual. Implica un "descanso" "de [nuestras] obras" CADA DÍA de la semana - esto llega a ser un anhelo ferviente del "descanso" futuro, el cual "queda [...] 'para el pueblo de Dios" (Hebreos 4:8-11). 1 Pedro 4:1,2 - "el que ha padecido en la carne, cesó de pecado". Jesucristo nos ofrece este "descanso" cuando llevemos su "yugo" sobre nosotros (Mateo 11:28-30). Esto se logra por medio de la fe y el bautismo sobre la base, NO DE LA LEY MOSAICA, SINO DEL PACTO ABRAHÁMICO (Gálatas 3:8, 16, 26-29). en esta bendita situación, los creyentes no deberían volver a someterse a "los débiles y pobres rudimentos" de la ley (Gálatas 4:9-11). "Porque EL FIN DE LA LEY ES CRISTO, PARA JUSTICIA A TODO AQUEL QUE CREE" (Romanos 10:4; compare con Hechos 15:1-35). Colosenses 2:16, 17 PROHIBE específicamente la observancia del día de reposo mosaico del séptimo día como un medio de justificación religiosa. La Nueva Versión Internacional traduce "días de fiesta" como "días de fiesta religiosa", y esto se refiere a los días de reposo, etc., los cuales estaban relacionados con diversas fiestas anuales. Por otro lado, el término "días de reposo" se refiere a los días de reposo semanales en el séptimo día. Esto es evidente por la referencia al Antiguo Testamento, donde se hace la misma diferencia. Véase 1 Crónicas 23:31; 2 Crónicas 2:4; 8:13; Nehemías 10:33, Oseas 2:11.

 

12. Entonces, ¿en qué día se deben reunir los creyentes para guardar la fiesta recordatoria que mandó Jesucristo? Véase Mateo 26:26-29; Marcos 14:22-25; Lucas 22:19, 20. Compárese también con el respaldo del apóstol Pablo en 1 Corintios 11:1, 2, 23-32. No hay ningún mandamiento como tal respecto al día específico; no obstante, es digno de notar que los primeros discípulos se reunían  "el primer día de la semana" (1 Corintios 16:2; 11:20; Hechos 20:7; Hebreos 10:25). Nosotros debemos ser "imitadores" de este ejemplo, y "guardar las ordenanzas" tal como fueron "entregadas" (1 Corintios11:1, 2, 23). El primer día de la semana fue el día en que Jesús resucitó de entre los muertos y se apareció a sus discípulos (Mateo 28:; Marcos 16; Lucas 24; Juan 20).

 

Esto es equivalente al octavo día de la circuncisión, la "señal" del pacto abrahámico. Véase párrafos 3 y 8 en conexión con esto. Es interesante observar que en el día de reposo del séptimo día los discípulos predicaron a los judíos acerca del Cristo resucitado. (Compárese con Hechos 13:14-47, etc.). No se usaba para recordar a Cristo, lo cual se hacía en el primer día de la semana. Si es imposible reunirse en el primer día de la semana, es apropiado que "todas las veces" (que los creyentes) comieren este pan, y bebieren esta copa, ellos anuncian "la muerte del Señor... hasta que él venga" (1 Corintios 11:26). Es apropiado también tener reuniones extras en cualquier momento y día con los miembros enfermos o miembros en aislamiento, etc.

 

EN RESUMEN. Habiendo Jesucristo observado la ley perfectamente (incluyendo el día de reposo del séptimo día), "nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición" (Gálatas 3:13). Esta maldición que cayó sobre un hombre inocente porque "maldito todo el que es colgado en un madero" (Gálatas 3:13), sin duda se incluyó en la ley como un medio para su propia remoción cuando dicha maldición afectó a un hombre justo. Esto es similar al testimonio de la ley acerca de "un mejor pacto" por la prioridad de la circuncisión sobre el día de reposo. Véase párrafo 8. Además de liberar a aquellos que estaban "en esclavitud" de la ley (Gálatas 4:3, 9; 5:1) el Señor también ha dejado abierto el camino para que los creyentes sean liberados "de la esclavitud de corrupción" (Romanos 8:21. Compárese con Hebreos 2:15). Esto se ha hecho mediante su sacrificio por el pecado.

 

                           volver a p.1   volver al índice   vaya a promesas                                  

                           vaya a sacrificio   vaya al día del Señor (inglés)