versión para móviles-clic aquí  

                                Cristadelfianos Genuinos”

 

Nosotros no pertenecemos al grupo que o juega con la verdad o duda de la verdad, o perturba la verdad cayendo en perpetuas suposiciones o una mal llamada “investigación”. Nosotros pertenecemos a aquellos para los cuales la verdad es un asunto resuelto, y cuyo único propósito es aplicarla, ya sea para la instrucción del extraño o para el consuelo del obediente. Nosotros respaldamos absolutamente la posición adoptada por el Dr. Thomas, cuando dijo:

 

"Cristadelfianismo es un término representativo del sistema de la verdad que enseña la palabra escrita referente a Cristo y a sus hermanos. Representa la verdad desenterrada de entre la basura de la tradición confesional y clerical, y suficientemente desarrollada para todo propósito práctico conectado con la remisión de pecados y la vida eterna. Ésta es la gran característica espiritual del tiempo del fin - la gran luz que brilla sobre los oscurecidos pueblos de Gran Bretaña y Estados Unidos… El plan de la redención humana se ha desarrollado en todos sus detalles y proporciones bíblicas.

 

Ya no es un asunto de investigación o discusión. Lo que corresponde, como lo saben los iniciados, los cuales no necesitan ahora gastar sus energías en vanas especulaciones e infructuosas investigaciones. Ellos saben lo que es la verdad, y no es necesario que se aflijan discutiendo los caprichos de simples novicios que, como mujeres necias están siempre aprendiendo, pero nunca pueden llegar al cono cimiento de la verdad… Ellos repudian la investigación interminable, que implica la búsqueda de lo desconocido.

 

Las revistas que están siempre investigando son una molestia y no valen el costo del franqueo. La apostasía abunda en éstos. Discuten todo y no llegan a nada… Tales revistas de investigación no son de utilidad alguna para los cristadelfianos genuinos.

 

Éstos buscan sabiamente digerir lo que ya tienen a fin de no ser como  bebés y debiluchos durante toda su vida."

 

Robert Roberts, 'The Christadelphian' Octubre 1892 p. 388.

 

                                   “unos pocos afligidos”

 

Preferiríamos andar con unos pocos afligidos en la pureza espiritual de Israel (con todo lo que eso involucra) antes que correr con una próspera multitud en el despreocupado y contaminado camino del hombre natural. El espíritu despreocupado puede ser conveniente en el momento actual. Pero se aproxima rápidamente el tiempo en que será muy inconveniente. Cuando de nuevo Dios hable por medio del Cristo a su regreso, la inconveniencia de esta adhesión a sus angostos y santos caminos se convertirá en comodidad, facilitación, felicitación, gozo y alegría.

 

¿Cuáles son sus caminos angostos y santos? Esta no es una pregunta sin respuesta. Si así lo es para algunos, no puede serlo para aquellos cuya mente ha tenido la respuesta  por más de cuarenta años, desde que el Dr. Thomas señaló esos santos caminos en las Escrituras. El Dr. Thomas los dirigió hacia las Escrituras para encontrar entendimiento, y en la compañía diaria de las Escrituras ellos han permanecido, y por lo tanto, bien firmes y con base y edificados inflexiblemente, sabiendo en qué se hallan, y por qué presentan un muro indomable contra todos los promotores e investigadores de diversas formas y colores, los cuales no pueden ver ni pensar en ver más allá, o sólo piensan en descubrir fallas en la “plataforma” cristadelfiana, o imaginan que han descubierto mejorías en la posición definida originalmente en los escritos del Dr. Thomas…

 

                                                                                    adhesión decidida

 

Pero la experiencia en un campo amplio y fermentando constantemente, muestra que a menos que haya una adhesión decidida a la posición de la sabiduría divina recuperada con mucha dificultad durante las dos últimas generaciones, hay un peligro de perder todo fácilmente; no de manera súbita, sino punto por punto; un punto a la vez hasta que se haya perdido todo. ¿Cuántos están ahora ahogándose en las oscuras y turbias aguas de la necedad humana, los que una vez estuvieron en la segura y soleada tierra firme de la verdad divina?  Llegaron a hundirse debido a una inveterada propensión a chapotear en el contaminado diluvio. Deberían haberse mantenido alejados de las riberas peligrosas.

 

Aunque hemos de “examinarlo todo”, no hemos de estar siempre examinándolas; habiéndolo hecho una vez, el siguiente paso es “retener lo bueno”. Ésta es la actitud del Cristadelfiano, de la cual no se puede retroceder o desviarse mientras viva el presente editor. Hay miles de voces en su contra, y siempre están llenando el aire, pero la sabiduría es sabiduría, a pesar de que se oiga tenuemente en  el alboroto del mundo. El alboroto disminuirá de manera gradual y maravillosa dentro de poco; entonces la sabiduría tendrá el campo totalmente para ella, bajo el patrocinio de la multitud resucitada de los amigos de Dios, encabezada por Abraham, Isaac y Jacob, y todos los profetas”.                                                                                                                                                                                                       Robert Roberts, 'The Christadelphian' Noviembre 1896 pp. 428-429.

 

            volver a llamada   vaya a neutrales y enemigos   volver al índice