versión normal-clic aquí

          La Biblia es

  inspirada e infalible;

          es suficiente

         para alcanzar 

      un conocimiento

           de la Verdad

 

"Y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, LAS CUALES TE PUEDEN HACER SABIO PARA LA SALVACIÓN por la fe que es en Cristo Jesús. Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Timoteo 3:15-16).

"Tenemos también la palabra profética más segura [...], una antorcha que alumbra en lugar oscuro [...]; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu santo" (2 Pedro 1:19-21).

"Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad" (Juan 17:17).

"¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido" (Isaías 8:20).

"Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, LA CUAL ES PODEROSA PARA SOBREEDIFICAROS Y DAROS HERENCIA con todos los santificados" (Hechos 20:32).

"Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree" (Romanos 1:16).

"Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay [que él existe -- NVI], y que es galardonador de los que le buscan" (Hebreos 11:6).

"Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios" (Romanos 10:17).

"Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza" (Romanos 15:4).

"Pero que ha sido manifestado ahora, y que por las Escrituras de los profetas, según el mandamiento del Dios eterno, se ha dado a conocer a todas las gentes para que obedezcan a la fe" (Romanos 16:26).

"Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él. Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?" (Juan 5:46-47).

 

   mapa del sitio móvil

   índice     

   página siguiente