Las Escrituras respaldadas por la Profecía

Queda demostrado que la Biblia es inspirada porque la historia ha verificado sus profecías. Véase Isaías 46:9-10; Amós 3:2; Apocalipsis 1:1.

 

Hay cientos de profecías que ya se han cumplido, desde la fecha en que se dieron. Veamos algunos pocos ejemplos.

 

ISRAEL. Esta diminuta nación está casi siempre en los titulares de las noticias. Ocupa un lugar muy especial en el propósito de Dios (enlace directamente a 'promesas', o hágalo vía 'Índice'). Es necesario tener presente que hasta 1948 este pueblo no había tenido ninguna identidad nacional independiente por más de 2.500 años. Estos acontecimientos cumplieron lo que Dios había hecho escribir:

DESOLACIÓN -- Deuteronomio 28:15-68; Ezequiel 21:25-27; Oseas 3:4.

RESTAURACIÓN -- Deuteronomio 30:1-10; Ezequiel 37 (todo el cap.); Oseas 3:5.

En 1849, John Thomas escribió lo siguiente, basado en las Escrituras:

"Hay, entonces, una restauración de los judíos parcial y básica antes de la manifestación, la cual ha de servir como el núcleo, o base, para futuras acciones en la restauración del resto de las tribus después de que él [Jesús] haya aparecido en el reino. La colonización de Palestina, anterior a la venida, será sobre principios puramente políticos; y los colones judíos regresarán en incredulidad en el mesiazgo de Jesús, y en la verdad tal como se halla en él. Emigrarán hacia allá como agricultores y comerciantes, con la esperanza de establecer por fin su comunidad [...] bajo la eficiente protección de  del poder británico [...]. El dedo de Dios ha señalado el rumbo que ha de seguir Gran Bretaña, el cual no puede eludir, y que sus consejeros no sólo estarán dispuestos, sino ansiosos, de adoptar cuando les sobrevenga la crisis".  'Elpis Israel' ('La Esperanza de Israel').

 

Sin duda, éstas deben estar entre las más perceptivas y maravillosas palabras que se hayan escrito jamás, y no obstante no fueron inspiradas. Pero él pudo predecir con tanta precisión estos acontecimientos, que   hemos visto cumplirse, porque aceptó sin objeción las profecías que se hallan en la Biblia. Sus palabras se basaron en pasajes bíblicos como Isaías 18, Ezequiel 38, Zacarías 12, etc. Examinemos varias otras fascinantes profecías acerca de Israel.

 

Daniel 4. Este capítulo expone en líneas generales el poder y caída de Nabucodonosor, rey de Babilonia. En el versículo 25, leemos: "Siete tiempos pasarán sobre ti, hasta que conozcas que el Altísimo tiene dominio en el reino de los hombres, y que lo da a quien él quiere". Un 'tiempo' era un año judío de 360 días, y los períodos de tiempo de la profecía bíblica se basan en que un día representa un año (Números 14:33, 34; Ezequiel 4:4-6). De modo que aquí tenemos una profecía de 7 x 360 = 2.520 años, durante cuyo tiempo las naciones, así como el rey, estarán poseídas por un espíritu de locura (Daniel 4:16, 32, 33). "Siete tiempos" se relaciona también con la dispersión de Israel (Levítico 26:27-45).

 

Después de ese largo período de tiempo, volverían a su sano juicio y reconocerían la supremacía del Dios de Israel (Daniel 4:34-37). Si fechamos el comienzo de esta profecía a partir del año 604 a.C. (véase cap. 2:1) y añadimos 2.520 años, esto nos lleva 1917* años d.C., un período de tiempo notable. Es significativo que en este trascendental año la restauración de Israel dio un salto gigantesco hacia delante, y Jerusalén se liberó del yugo turco, tal como se profetizó en Daniel 11:40.También se expidió la 'Declaración Balfour' que favorecía una patria judía.

 

Además, se produjo otro acontecimiento trascendental: la notable revolución comunista en Rusia, la cual, aunque se ha revertido desde entonces, estableció la base para el surgimiento de un dictador, tal como se predijo en Ezequiel 38:1-2RV. Otra maravillosa profecía se halla en Daniel 8:13, 14. El período de tiempo de subyugación es de 2.300 días (= años). Jesucristo se refirió a esto en Lucas 21:24-33. La profecía abarca desde 334 años a.C. hasta el año 1967 d.C.* (el primer acontecimiento = la primera de tres victorias de Grecia sobre Persia; el último acontecimiento = la reintegración de todo Jerusalén a Israel).

"Jerusalén será hollada por los gentiles ("pisoteada" - Daniel 8:13), hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan" (Lucas 21:24). Compare los comentarios ya señalados respecto a los "siete tiempos" que terminan en 1917 d.C.

*Nota. En profecías que se extienden desde a.C. hasta d.C., hay un aparente año extra que se explica por el hecho que en nuestro

               calendario el año 1 d.C. va inmediatamente después de año 1 a.C.

Para más re Israel sírvase ir a 'el tiempo del fin' ..'el día del Señor' (sólo en inglés en el presente).

 

 

LA PROFECÍA DE LAS "SETENTA SEMANAS" REFERENTE AL MESÍAS.

Ésta se halla en Daniel 9:24-27. Le fue dada a Daniel el profeta en el año 539 a.C. (cap. 9:1, 2). "Setenta semenas" = 490 días, que en términos proféticos representan 490 años (véase nota# anterior). La profecía había de empezar "desde la salida de la orden para restaurar  y edificar a Jerusalén" (v. 25). Éste era la "orden" de "Artajerjes" (conocido como 'Longimano') en el 457 a.C. Véase Esdras (esp. 12, 13). Después de "siete semanas" (= 49 años) "se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos". Esto se llevó a cabo durante el tiempo de Nehemías; véase esp. la relación de Nehemías. Referente a la oposición que experimentaron, haga enlace en 'diablo' - página 2.

 

De este modo, empezó un nuevo período de "sesenta y dos semanas" (= 434 años) en el 408 a. Esto terminó en el año 27 d.C., el cual era el verdadero año, según nuestro calendario, en que Jesús empezó su ministerio a los "treinta años" de edad (Lucas 3:23). Esto se explica por dos hechos. (1) Véase la nota* anterior en que se debe añadir un año en los períodos de a.C. a d.C. (2) Cuando se calculó la fecha del nacimiento de Jesús, se calculó incorrectamente, haciéndolo nacer 4 años atrasado. Según nuestro calendario actual, Jesús nació en el año 4 a.C. Y así, juntando estos dos hechos, se corrobora el verdadero año en que Jesús se bautizó y empezó su ministerio, y se muestra que la profecía fue cumplida. La profecía nos dice que "después de las setenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías", y también que "por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda" (v. 27). El ministerio personal de Jesús abarcó desde el año 27 d.C. hasta el 31 d.C. Véase a continuación.

 

En términos proféticos "una semana" representa 7 años.  Y  la  frase  "a la itad de la semana"  significa   3-1/2 años. El ministerio de Jesús duró exactamente 3-1/2 años, cuando fue crucificado y resucitado.Las ordenanzas mosaicas cesaron, el pecado fue condenado y se estableció el "nuevo pacto". Haga enlace con 'promesas' - 'sacrificio' - 'gracia'. El resto de la "semana" profética (3-1/2 años) se ocupó en las instrucciones de Jesús respecto a la predicación de sus apóstoles (véase Mateo 28:18; Hechos 1:1). Este período terminó cuando los judíos rechazaron su predicación y ellos se volvieron "a los gentiles" (Hechos 4 etc; note 13:44-52). De este modo, la segunda mitad de la "semana" profética terminó en el 34 d.C. Otros asuntos se profetizan en los vs. 26, 27. El "pueblo del príncipe" había de llevar a cabo la destrucción y profanación de Jerusalén y del templo, lo cual fue cumplido por los ejércitos romanos en el año 70 d.C. (según fecha comunmente aceptada).

Jesús predijo esto en una parábola--note Mateo 22:7--. Jesús también citó el v. 27 (compare con la Septuaginta) Mateo 24:15, cuando él predijo "la abominación desoladora en el lugar santo". Todo se ha cumplido hasta ese punto. Aún falta que "[el juicio] que está determinado se derrame sobre el desolador". Esto profetiza acerca de los juicios de Dios que sobrevendrán a de su mano a todos los "desoladores" de Su tierra.Esto es una profesía continua, sólo ser completado en el regreso de Cristo.

 Haga enlace con 'el tiempo del fin'..'el día del Señor' (sólo en inglés en el presente) para más detalles.

 

IMPERIOS MUNDIALES. Ha habido sólo cuatro imperios mundiales reconocidos, y la Biblia profetizó el orden de su aparición y sus características, incluyendo el estado dividido de estos territorios en la actualidad: Daniel 2, 7, 8, 11. Este orden era Babilonia, Medo-Persia, Grecia y Roma. No hay objeción de parte de los críticos en que éstos son hechos históricos. Se ha hecho un intento para tratar de aplicar las profecías de Daniel a algunos o a todos los acontecimientos subsiguientes. Sin embargo, este intento está condenado al fracaso. Los datos históricos sitúan a la profecía de Daniel 2 en el año 604 a.C. (compárese  con Daniel 1:1; 2:1). Sólo Dios pudo haber predicho los subsiguientes acontecimientos mundiales de manera tan detallada. Él dado a Jesucristo el control (compárese con Mateo 28:18). La visión de Nabucodonosor, rey de Babilonia, se conoce comúnmente como La ‘Imagen de Nabucodonosor’. Aquellos que deseen hacer un seguimiento del cumplimiento (aún en curso) de esta visión deberían leer ‘Elpis Israel’, Parte Tres: ‘LOS REINOS DEL MUNDO EN SU RELACIÓN CON EL REINO DE DIOS’, por John Thomas. Todo intento por establecer un quinto imperio mundial ha fracasado (por ejemplo, Napoleón, Hitler). Rusia lo intentará, pero también fracasará (Ezequiel 38RV; Daniel 11:40-45).

 

UNA APOSTASÍA MUNDIAL. ¿Qué religión predeciría una decadencia desde adentro? Más bien, ¡están siempre llenas de su propia importancia y progreso! Pero la Biblia predice con precisión el desarrollo de una apostasía, y también sus características, incluyendo la adopción de doctrinas paganas que serían presentadas bajo un atuendo 'Cristiano'. Incluso se estableció la duración del tiempo en que ejercería poder temporal físico sobre aquellos a quienes persiguió, es decir, a todos los que ponían en duda sus enseñanzas. Esta "iglesia" apóstata considera como algo natural que cualquier oposición amenaza su privilegiada posición y su fuente de ingresos, es decir, ¡aquellos que irreflexivamente confían su salvación a un montón de mentiras! No es de extrañarse que durante muchos años este perverso sistema trató de impedir que la gente tuviera acceso a las Escrituras, lo que, por supuesto, deja al descubierto su apostasía. Pero aunque pudo practicar terribles persecuciones durante un tiempo predicho, es decir, 604/610 d.C. hasta 1864/1870 d.C., eso ya terminó, según fue profetizado.  En 1870 d.C., la cabeza de este sistema, el obispo romano, dándose cuenta que su poder para perseguir había llegado a su fin, proclamó su propia infalibilidad; y de este modo ahora, en esta última época, llegó a ser "el falso profeta". sin embargo, la profecía también nos dice que en los últimos días esta "iglesia" apóstata con su líder, por un período de tiempo, recuperará parte de su poder temporal. Para detalles sobre estas importantes profecías, que afectan vitalmente nuestra salvación, sírvase ir a 'satanás', 'apocalipsis'*, 'desviación', 'fundamento'*, 'el día del Señor'*- 'el tiempo del fin'  (*estas páginas sólo en inglés en el presente).

                                                                página siguiente   volver a p.1   volver al índice     

                                                                          volver al índice  

                                                                              Profecía Bíblica que está cumpliéndose