El Bautismo es necesario para la salvación -- es "el lavamiento del agua por la palabra"

 

Efesios 5:26, compárese con Marcos 16:15, 16; Hechos 8:12

 

El bautismo debe estar precedido por una creencia en la Verdad, como ya se ha mostrado. Es una expresión exterior de una creencia interior. Es una demostración de que el que se ha bautizado está "muerto para el pecado" (Romanos 6:2), y de esta manera está con Cristo "bautizado en Cristo" (v. 3). Y "como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre... así también nosotros andemos en vida nueva" (v. 4). El bautismo es INMERSIÓN, no "aspersión", lo que originalmente era un rito pagano Romano, y fue posteriormente adoptado en la enseñanza de la "iglesia" apóstata. Por lo tanto, es otro ejemplo de la maldad de ese sistema de iniquidades revelado en Apocalipsis 17:5-

 

"Misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA" -- haga enlace con 'Dios', 'espíritu', 'mortal', 'diablo', 'satanás'. El proceso de la apostasía  se muestra en 'desviación'. Tenemos que preguntar, ¿qué arrepentimiento podría tener un bebé recién nacido? Es una burla al mandato divino, y sólo se puso en boga debido a la errónea creencia en "la inmortalidad del alma". Muestra cómo un error conduce a otro, e ilustra lo cuidadoso que debemos ser.    

 

Nacer del [Gr. 'ek' = del] agua, y después en la resurrección "del espíritu", es esencial para que podamos "entrar en el reino de Dios" (Juan 3:3-5). Juan el Bautista "bautizaba también en Enón, junto a Salim, PORQUE HABÍA ALLÍ MUCHAS AGUAS" (Juan 3:23). "Muchas aguas" era necesario para INMERSIONES. Note que "Jesús, después que fue bautizado, SUBIÓ luego DEL AGUA" (Mateo 3:16. Compare con el v. 15: "Así conviene que cumplamos toda justicia". El bautismo es para aquellos que están "muertos para el pecado", lo cual no es aplicable a un bebé recién nacido. Los muertos son SEPULTADOS. "Porque somos SEPULTADOS JUNTAMENTE CON ÉL PARA MUERTE POR EL BAUTISMO" (Romanos 6:4). La creencia viene antes del bautismo (Efesios 5:26).

 

El bautismo es también un proceso de "teñido". W. E. Vine, en el 'Expository Dictionary of New Testament Words' [Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento] dice: "Bautizar, básicamente una forma frecuente de 'bapto', sumergir, se usaba entre los Griegos para significar el teñido de una prenda de vestir". La creencia en la Verdad hace de la inmersión un proceso "teñido". (Las enseñanzas esenciales de la Verdad están aquí - y haga clic en 'declaración' o hágalo vía 'Índice').

 

La sangre de Cristo figuradamente tiñe el agua, haciendo de la inmersión un verdadero bautismo. El fin del proceso de toda una vida para los redimidos se muestra en Apocalipsis 7:14 - "Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han LAVADO SUS ROPAS, y LAS HAN EMBLANQUECIDO EN LA SANGRE DEL CORDERO". Compare el cap. 1:15 - "Al que nos amó, y NOS LAVÓ de nuestros pecados CON SU SANGRE" - "la sangre prEciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación" - 1 Pedro 1:19.

 

El proceso que empezó en el bautismo debe ser un continuo servicio a Dios - véase Romanos 6:3. "Somos bautizados" (v. 4), "sepultados" (v. 6), "nuestro viejo hombre fue crucificado" - "Porque el que ha muerto, ha sido justificado del pecado" (v. 7). Sin embargo esta dedicación no tendría comienzo si no somos "nacidos del agua". Así continúa con una creencia en  la Verdad, incluyendo las promesas de Dios, focalizadas en el Sacrificio de Cristo. Véase enlaces a 'promesas' y 'sacrificio', al final de la página.

 

Es natural preguntar por qué fue necesario que se bautizara Jesús. No fue por pecados cometidos, porque él era "sin pecado" (Hebreos 4:14, 15 compare con Juan 8:46; 1 Pedro 2:21, 22). La respuesta, que todas las falsas teorías acerca del Sacrificio de Cristo no atinan a captar, es ésta:

Su bautismo demostró el repudio a su heredada "carne de pecado", cuyo repudio fue posteriormente sellado en su sacrificio (Lucas 12:50). Note el mensaje fundamental de Juan el Bautista: "La voz que clama en el desierto" (Mateo 3:3 citado  de Isaías 40:3) es Isaías 40:6-8:

“¿Qué tengo que decir a voces? Toda carne es  hierba… se seca la hierba, se marchita la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre”. Por el verdadero bautismo, debemos respaldar este principio. Cualquier otra inmersión es imposible que confiera la “justicia” de la cual habló Jesús en Mateo3:15 -

haga enlace con ‘comités’

Note la analogía que hace el apóstol Pablo entre bautismo y la circuncisión al 8º día (Colosenses 2:11-13) - haga clic en 'gracia', página 2. El principio es doble - es decir, el corte de la carne y fe en Dios. Ver más sobre este asunto importante Jeremías 4v4; Romanos 2v25-29. Jesús predicó "el evangelio del reino" (Mateo 4:23, etc. Pero después que su sacrificio hubo hecho seguro el futuro cumplimiento de las promesas, los discípulos "anunciaron el evangelio"... del reino de Dios Y EL NOMBRE DE JESUCRISTO (y) se bautizaban hombres y mujeres (Hechos 8:25, 12; 28:31). "El Nombre de Jesucristo" implica la verdad respecto a Su sacrificio por el pecado, sin lo cual el futuro cumplimiento de las promesas de herencia eterna habría sido imposible. Debemos ser "bautizados... en el nombre de Jesucristo para la remisión de pecados" (Hechos 2:38; 8:16; 10:48; Lucas 24:47; Mateo 28:19 (texto original – enlace con 'Dios' - p. 2).

 

Es instructivo leer acerca de una ocasión en que se encontró que "ciertos discípulos" que se hallaban en Efeso tenían un entendimiento defectuoso de la Verdad. Ellos no habían entendido que "el bautismo de Juan" implicaba que "creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo" (Hechos 19:3, 4. Y en el versículo 5 - "Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús". En contraste con esto, leemos en Hechos 18:24-28 acerca de un discípulo llamado Apolos, el cual era "poderoso en las Escrituras... instruido en el camino del Señor... hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor", aunque "solamente conocía el bautismo de Juan". Era innecesario que él fuese re-inmerso (bautizado), puesto que su bautismo había sido válido a la vista de Dios. Todo lo que le faltaba era que le expusieran "MAS EXACTAMENTE el camino de Dios". Hay "un [solo] bautismo" (Efesios 4:5); sólo puede ocurrir una vez. Entonces, somos "como niños recién nacidos, [en necesidad de] la leche espiritual no adulterada, para que por ella [podamos crecer]" (1 Pedro 2:2).

 

                    volver al índice   vaya a promesas   vaya a sacrificio

                               vaya a comités   vaya al estructura (inglés)